• Javier Faiwusiewiez

Familia Empresaria: Alas y Raíces

Las nuevas generaciones de familias empresarias están cruzadas por la Empresa Familiar. Esas empresas crecen al mismo tiempo que crecieron esos niños que hoy se han convertido en adultos que empiezan a incorporarse en el negocio.


Uno de los mas importantes desafíos para la generación controlante de la Empresa es generar en sus hijos e hijas un genuino deseo de participar de la empresa familiar y que esto no sea un mandato sino una elección personal y profesional.


Este proceso de apropiación e identificación con la empresa familiar se construye con la experiencia diaria del ejemplo, sumado al desarrollo y la formación que se les ofrece a las nuevas generaciones.

“A quien amas dale alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse” Dalai Lama

Para las aves, como pasa con los humanos, el abandono del nido es un momento trascendental en sus vidas. Depende de la ubicación del nido y de lo expuesto que se encuentra, hay madres que empujan a sus crías a abandonar el nido antes de que estén preparados para eso y otras que los retienen mas tiempo del estrictamente necesario.


Lo mismo puede pasar con la incorporación de las nuevas generaciones en las empresas familiares. En ocasiones se deja a las nuevas generaciones a cargo de la empresa o en puestos de alta gerencia antes de que estén preparados para ello, sin brindar las herramientas o la capacitación necesaria para ese espacio. Pero en ocasiones, los fundadores no quieren retirarse, dilatando el proceso de renovación, aún con nuevas generaciones aún mas capacitadas que ellos mismos para los puestos de decisión.


A partir de la co-construcción de Acuerdos Empresariales - Familiares se establece un espacio de conversación para pensar juntos cual es la mejor estrategia para integrar a las nuevas generaciones para fortalecer a la empresa y mantener a la familia en armonía.


El fundador de una de las empresas de perfumes mas grande del mundo, Antonio Puig decía “En la vida hay cinco pasos importantes: aprender a hacer, hacer, enseñar a hacer, hacer hacer y, finalmente, dejar hacer”.


Dales alas para volar, permití que hagan: ese va a ser tu mejor legado.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo