• Javier Faiwusiewiez

El acuerdo familiar: un viaje al futuro

Cuando el sistema empresa y el sistema familia se encuentran aparecen tensiones. La herramienta poderosa que puede gestionar estas fricciones es la conversación y tiene la capacidad de transformar esa incomodidad en acuerdos.

Cuando este viaje comienza y se escucha la pregunta "¿Quién va ganando?" la respuesta siempre es “todos ganan cuando se alcanza el acuerdo”: la empresa, la familia y el patrimonio.

El proceso del Protocolo Familiar o Acuerdo Empresarial-Familiar es un viaje que navega en aspectos emocionales, estratégicos y patrimoniales con el objetivo de facilitar la convivencia, manteniendo la armonía familiar y permitiendo la continuidad de la organización.

Atravesar este proceso permite generar un ámbito de confianza y diálogo para poner en común una visión estratégica, planificar el futuro, brindar un marco para resolver futuras controversias y abordar temas difíciles previendo mecanismos para lograr soluciones.

Bruno Catalano es un artista francés nacido en Marruecos, cuya serie de esculturas "Les Voyageours" (Los Viajeros) son figuras humanas incompletas y todas ellas sostienen una maleta. Crean una ilusión óptica que nos transmite la fragilidad del ser humano ante los cambios y los desafíos. Son siluetas que cambian según la luz, la meteorología y la paleta del cielo.

Cuando vemos la escultura incompleta, nuestro cerebro las completa, rellena inconscientemente los huecos. Y así, con nuestras propias vivencias, emociones, sentimientos e historias personales completamos el vacío de estas figuras.


Es posible que lo mismo que sucede con estas obras de arte, suceda con cada uno al encontrarse con su familia empresaria. Aún a los padres/madres, hijos/as y hermanos/as uno no los conoce de forma completa, hay huecos que llena con preconceptos, prejuicios y etiquetas generadas por el paso del tiempo. Además, todos llevamos nuestra propia maleta, con nuestros miedos, nuestros deseos, nuestra historia y expectativas. Por eso, la intervención de un Consultor de Empresa Familiar permite surcar estos mares entendiendo que el diálogo sincero es el único camino.


El proceso culmina con un documento final que reúne todas las definiciones convenidas por la familia empresaria. Será un resultado pero no el destino final. Empezará un nuevo viaje hacia el futuro, se abrirá un nuevo capítulo en la historia de la Familia Empresaria. Empezará el tiempo de volar, seguramente aparecerán nuevas turbulencias pero los pilotos estarán mejor preparados y tendrán una experiencia de trabajo en equipo para lograr un vuelo seguro.





Foto: Jeanne Menjoulet

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo