• Javier Faiwusiewiez

El milagro de la continuidad

Hace unos días se cumplió un nuevo aniversario del amerizaje sobre el río Hudson, en New York, del vuelo 1549 de US Airways, también conocido como el "milagro del Hudson".

Como se mostró en la película protagonizada por Tom Hanks, basada en la autobiografía de Sully Sullenberger, capitán del avión, la suerte de los 150 pasajeros y su tripulación estuvo marcada por las decisiones que tomó este experimentado piloto en, apenas, 231 segundos.


Liderazgo para la continuidad

La gran complejidad de las empresas familiares es que en ella hay dos sistemas, con distintos intereses, que se cruzan: familia y empresa. En la intersección entre ambos aparecen los conflictos que son el principal obstáculo para la supervivencia de las Empresas Familiares.

Como lo expresaron Gallo y Amat (2003) en "El Secreto de las Empresas Familiares Centenarias", para el éxito y continuidad de las empresas familiares es decisiva la influencia de sus líderes, promoviendo un equilibrio entre los intereses de la dirección de la empresa y sus propietarios, resolviendo los conflictos de intereses y definiendo el rol de la familia en la empresa.

El liderazgo es la clave para posibilitar un traspaso generacional armónico. Siempre serán procesos donde estarán involucradas las emociones. Sin embargo la formación de los futuros sucesores y la experiencia adquirida a partir de la implementación temprana de órganos de gobierno corporativos permitirá una verdadera transformación que posibilitará la continuidad.

¿Entonces la continuidad es un milagro?

Las familias empresarias deben prepararse para permitir la continuidad de sus empresas, alcanzando acuerdos y organizando la gestión de la empresa a través de la profesionalización. Es un proceso de aprendizaje mediante el cual las nuevas generaciones entrenan sus capacidades y destrezas para pilotear la nave.


En el año 2019, al cumplirse 10 años del "milagro del Hudson" Sullenberger dijo: “Algunos lo llaman el ‘Milagro del Hudson’. Pero aquello no fue un milagro. Fue un ejemplo de lo que se necesita en una emergencia y de lo que es posible cuando servimos a una causa que es más grande que nosotros mismos. (...) Nuestro éxito fue el resultado del buen juicio, la experiencia, la habilidad y los esfuerzos de muchos".


¿Vas a confiar en que milagrosamente se de un traspaso generacional exitoso que permita la continuidad de tu empresa familiar? ¿O vas a comenzar a desarrollarte y cultivar las competencias para el éxito?

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo