• Lic Javier P Faiwusiewiez

Vacaciones en Familia (Empresaria)

Vacaciones viene del latín y se refiere al tiempo que está vacante un cargo. Sin embargo nosotros utilizamos actualmente el término para referirnos al “descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado” (RAE).

Me gustaría referirme a dos grandes interrogantes que llegan con esta temporada de descanso: ¿Es posible para la familia empresaria desconectar durante las vacaciones? ¿Se puede vacacionar con la familia empresaria?

Desconexión

El sociólogo estadounidense Richard Sennett escribió que “en la cultura del riesgo no moverse es sinónimo de fracaso (...) Quedarse quieto equivale a quedar fuera del juego”. No obstante, llega la temporada y las redes se llenan de retratos de vacaciones.

Algunos autores se han preguntado si las vacaciones son una necesidad biológica o psicosocial. Dormir es una necesidad biológica, incluso la interrupción del sueño es utilizada como método de tortura. Sin embargo, las vacaciones tendrían un origen social y tiene que ver con la recreación en la vida adulta y el espacio para distanciarse de la rutina, utilizar la imaginación, elaborar proyectos y crear metas para un nuevo año.

Especialmente este año, es importante aclarar que vacaciones no es sinónimo de viajar, pero si requiere tomar distancia de la rutina, alejarse de las tareas cotidianas. A todas luces puedo afirmar que un viaje puede ayudar: cuando trabajaba en la empresa familiar he elegido en dos ocasiones lugares para vacacionar sin señal de celular. ¿Buena idea, no?

¿Te irías de vacaciones con tu jefe?

Como ya me he referido en artículos anteriores, en las Empresas Familiares ocupamos distintos roles asociados a los sistemas EMPRESA y FAMILIA. Sin embargo, una de las características de las Familias Empresarias es funcionar como un bloque o una unidad con un deseo de continuidad enmarcados en valores compartidos. Estas particularidades pueden incentivar a elegir compartir el tiempo de ocio.

Vacacionar con la Familia Empresaria es posible pero, como todo interacción entre los sistemas EMPRESA y FAMILIA, requiere acuerdos para que todos puedan disfrutar y lograr la desconexión a la que me referí en el apartado anterior. Permitir la libre elección de los familiares, sin condicionar emocional o materialmente, es el comienzo para evitar tensiones. Por otra parte hay que tener en cuenta que en este grupo participará la familia política que puede no estar habituados a la dinámica empresarial. Siendo actores muy relevantes a la hora de atenuar conflictos, es importante preservarlos de discusiones y diferencias de índole laboral. En última instancia, en caso de que todos los gerentes/directivos estén de vacaciones en mismo tiempo y lugar es posible que se deba dedicar algunos momentos al trabajo. Para esto, sería conveniente delimitar horarios y lugares para llevar a cabo las tareas laborales.

Las vacaciones son momentos esperados durante todo un año. Los momentos en familia producen recuerdos imborrables y dejan marcas perdurables, sobre todo en los más pequeños. La conversación, el diálogo y el consenso son la herramientas más efectivas para alcanzar los Acuerdos Familiares que permiten la continuidad de la Empresa y de la Familia. No dilatemos los conflictos, pero no desperdiciemos las vacaciones. Tendremos la oportunidad de abordarlos al regreso.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo